viernes, 24 de abril de 2009

El blues del 'manolito'

La presencia de pelusas habitando los suelos de muchos pisos, es un hecho cotidiano que ha convertido a estos elementos en iconos del actual modus vivendi. Por ello, si un día al abrir la puerta de casa, se encuentra con una multitud peluda, amorfa e inquieta, que le da la bienvenida, debe saber que no se trata de sus parientes del pueblo, sino que está usted siendo víctima de una plaga de manolitos

El manolito común, manolitus nigra, es una especie salvaje cuyo hábitat natural son los hogares, dando lugar a extensas comunidades de individuos que migran en manada de habitación en habitación hasta colonizar toda la casa, a excepción de la cocina y el baño, porque la humedad les carda el pelo.

Para la formación de un manolito, hace falta un proceso de sedimentación y consolidación de la materia prima. Dicho proceso requiere de tiempo, pero una vez concluye y el manolito está preparado para echarse a rodar, ya es tarde para cualquier acción moderada. Como todo en esta vida, la prevención es la clave, pero si es usted un espíritu libre de rutinas y convencionalismos, lo que viene siendo un guarro, no puede permitirse bajar la guardia con esta cuestión. Piense que, si para pasar del plano al cubo, la humanidad ha necesitado miles de años, el manolito pasa del polvo a la pelusa en un suspiro, lo que nos indica que no debemos subestimar su potencial.

El peor enemigo del manolito, son las madres y su mejor arma, la falta de empatía. Por ello, jamás confíe en confraternizar con el manolito, todo el que ha intentado hacer uso del diálogo para ganárselo, ha enloquecido antes de poder descolgar el teléfono y llamar a su madre. El manolito es absolutamente anárquico y ajeno en todo aquello que va más allá de su tribu y su yo intrínseco, y ya se está investigando su posible vínculo con el pueblo gallego sin que se hayan obtenido, a día de hoy, resultados fehacientes.

Un claro ejemplo de su indomabilidad son los últimos experimentos realizados al respecto por la Universidad de Massachusetts, basados en el estudio del comportamiento de una comunidad de manolitos en su hábitat natural, tras serle implantadas células madre de un caniche. Lo único que consiguieron fue que se measen en todas las puertas de la casa.

Como último consejo, que puede serle de gran ayuda: si descubre un manolito solitario deambulando por su sala de estar, no sea tan ingenuo como para pensar que se ha perdido: un manolito solitario es un ‘rastreador’ y si hay ‘rastreador’ puede estar seguro de que en algún rincón de su casa hay una manada. Porque lo más curioso de los manolitos es que por muy estrechamente que uno conviva con ellos nunca se llega a saber realmente de dónde salen... son como los votantes del PP.

6 comentarios:

acolostico dijo...

Gran trabajo de campo.

Llevó años estudiando el fenómeno que usted denomina manolitos, y ante unos indicios de altos contenidos de material genético, crear descendencia a base de esas simpáticas pelusas bajocameras.

Ningún éxito hasta el momento.

Ahora veo qe puede ser debido a su carácter...

Gogalix dijo...

By Nica:Mi madre lleva años intentando averiguar como exterminar la especie de "Manolitus". Ha comprado todos los aparatos existentes en el mercado pero no ha habido exito. Lo peor de todo es que en mis genes tengo la asquerosa facilidad para detectar cada uno de estos minusculos o no tan minusculos seres que habitan gratuitamente en mi hogar. Me giro y alli estan, miro hacia otro lado y hay otro mirandome ahhhhh. Y mientras tanto el individuo que duerme a mi lado pasa ajeno a todos los manolitos mientras estos se mueven a su paso... menos mal que mi lindo gatito creador de algun que otro manolito me ayuda tambien a exterminarlos jajjajajj.
(Perdon por los acentos, pero no los puedo poner)(igual se han ido en busca de manolitas)

Albert dijo...

Al respecto de las presentación de las madres como peor enemigo de los Manolitos. Debo apuntar que son las madres de nuestra generación (treintañeros), el últmo ejercito que ha luchado des del propio hogar contra Ellos. Las madres actuales tienden a la convivencia con Manolitos o la subcontratación de exterminadores.

Pepi Toria dijo...

@acolostico

...y sus rituales de apareamiento son insoportables de presenciar.

@Gogalix

otro día hablaremos de la compleja relación entre gatos y manolitos. Llevan siglos disputándose el reinado de las casas.

@Albert

si es que las madres de ahora no son como las de antes... qué pandilla de progres...

Sam Faina dijo...

Estimada Pepi Toria, no olvide mencionar aquella otra subespecie de Manolitos. Si mujer la que siempre se presenta en grupo y por lo general en verano, en algún verano en concreto... no recuerda. Son esa especie cuyo volumen es más amplio cuando más cerca están del suelo....que uno lleva gafas, el otro la guitarra y todos unas patillacas.... y cantaban eso de Allmayloving naino naino naaaaa!!!
Clos llor ais an ay quis llu tu morrou ay mis llu.... JUAS, JUAS.
PD:Creo que la idea era buena y se le podía sacar más juguillo pero es que yo ultimamente soy todo pulpa.

Un afectuoso abrazo y no deje de deleitarnos con su buen gusto a la hora de exponer tan sumamente interesantes relatos.

Sam Faina dijo...

Relacionado con mi anterior comentario cabría decir que quizás sería mas apropiado usar la "roomba" de los Manolitos.... en lugar del Blues.. JEJE Aunque quizás a ellos no les gustaría demasiado.

Amicspersemprefriendsforlive....JEJE