viernes, 17 de abril de 2009

El derecho a no hacer caca

Empieza a ser especialmente insistente el alud de productos que se anuncian en los últimos tiempos prometiendo la reconciliación de la mujer con uno de sus enemigos históricos: la caca.

Véase el original anuncio que repiquetea estos días en nuestras pantallas y que es fruto de la más alta tecnología en marketing: chica de ‘trentaitantos’ (con cierto aire de languidez congénita) que viaja sola en un tour organizado (iba a ir con la otra de la pandilla que está soltera, pero justamente pilló chati una semana antes del viaje), rodeada de parejas pre-inserso (para que sea más evidente que es la única desgraciada que viaja sola y encima con la quinta de sus padres) y que únicamente recupera la paz cuando llega al hotel por la noche, se reencuentra con su cajita de enemas y se produce el final feliz.

Procedamos a analizar cuál es el mensaje que sutilmente subyace en esta curiosa historia:
1. Tienes motivos para ser una desgraciada, pero nunca se te negará la oportunidad de sacar lo que llevas dentro.
2. Tienes motivos para estar más colgada que un chorizo, pero si conoces a alguien durante el viaje tendrás el vientre liso como una tabla (y aquí podrían enlazar con otro anuncio de productos depilatorios y ofrecer un dos por uno).
3. Tienes motivos de sobra para pensar que estás haciendo un viaje de mierda, qué ironía, pero luego podrás explicar que entre tus piernas han pasado multitud de cosas.

Y digo yo, si por más que al llegar al hotel logre liberarse de las cargas mundanas, su vida no va a ser mucho mejor, déjenla tranquila con su estreñimiento y así tiene algo para explicar, que estos temas unen mucho y han dado lugar a un importante patrimonio de sabiduría popular que se ha
transmitido de madres a hijas a lo largo de generaciones: el consumo de acelgas a grandes toneladas, beber mucha agua, pasarse media hora de cuclillas, hacer flexiones y estiramientos... y todas las modalidades de lavativas y purgantes al uso.

Porque las soluciones a medias no funcionan y las mujeres queremos ser felices a tope y, si no puede ser por aquello de que venimos a un valle de lágrimas y nacemos para morir, entonces queremos ser desgraciadas a tope, para poder quejarnos a troche y moche ante todo ser viviente. Así que desde aquí reivindico el derecho a no hacer caca, y a que cada uno ejerza libremente sus competencias para saldar cuentas con el ecosistema cuando le venga en gana.

Volviendo al caso, la verdad es que el estreñimiento entre la población femenina, es como el historial de la selección española, generalmente decepcionante pero con momentos punta gloriosos que se recuerdan durante décadas… y no por eso les metemos cosas por el culo.

7 comentarios:

Raul dijo...

Desde luego es una cosa para no tomarse a la ligera. Y menos en una sociedad como la nuestra donde ese tema es de tanta importancia en la cultura popular.

Y es que cagar, caga el rey y caga el Papa, y de cagar nadie se escapa...

Albert dijo...

Del patrimonio de sabiduria popular mencionado ha quedado en mi memoria palabras como Dupalac o Algiolax. De niño esperaba el resultado de estos productos sobre mi madre y/o hermana para que se normalizaran las relaciones familiares que el estreñimiento tensaba.
Y es que si estas mujeres hubieran ejercido el derecho a no hacer caca seguramente me hubiera evitado una regañina.
PEPI: MUCHAS ANIMOS PARA MANTENER EL BLOG

Gogalix dijo...

Pues yo la verdad no entiendo el problema del que se trata en este blog, ni siquiera se comenta nada acerca de la calidad de los "piensos" o de los "pates". A mi es entrar en mi cuartito de baño y se me suelta un noseque que queseyo.... Por cierto tomo nota porque Pepi no me ha llamado hoy que es mi cumple. Miau....

Pepi Toria dijo...

Foskito, disculpe por no haberlo felicitado.
Es bien conocidad su facilidad para 'liberar a Willy'. A lo mejor se acabaría el problema si todos comiéramos 'whiskas'.

Gogalix dijo...

Pepi,yo veo este anuncio bajo otro prisma: creo que la que menos pinta tiene de haberse enchufado el micralax es la chica que lo anuncia. Los que si que tienen pinta son todos los yayetes que corren como si les fueran a quitar la pension si no llegan a tiempo. Casi con toda seguridad te digo que a raiz de este anuncio las ventas de micralax se habran disparado y el perfil de clientes pasara de yayetes estreñidos a jovencitas que quieren bajar su barriga inexistente a costa de enchufarse por el....una canulita de esas m´agicas.
Y el derecho a no hacer caca???bueno, mejor dicho a hacer menos veces de lo que nos hacen creer que es lo normal. Son necesarios todos los anuncios de laxantes??? ( micralax, dulco laxo, fave de fuca, supositorios Rovi ...)en fin...Todo lo que anuncia la tele es lo "mejor".
( Queremos que escribas m´as Pepi!!!!)

Gogalix dijo...

No soy Gogalix. Soy Nica! Supongo que ya lo habias adivinado.

Pepi Toria dijo...

Con semejante despliegue de marcas, sòlo podía ser una profesional ;)

Eso sí son ánimos y lo demás son tonterías...