viernes, 29 de mayo de 2009

'Limpio...luego desisto'

Existe un teorema matemático, de útil aplicación a la vida doméstica, que cualquier recién emancipado debe conocer e interiorizar: la cantidad de suciedad producida es inversamente proporcional a la superficie de la vivienda que la contiene. Dicho teorema desmiente el mito popular de los pisos pequeños ‘como es pequeñito limpias menos’, y una mierda.

Por ello, si sufre usted de una actitud desenfadada hacia la pulcritud y el orden, debe tener en cuenta dos cosas:
1. En base al teorema enunciado, el parámetro de referencia es la altura del plano horizontal teórico por debajo del cual se sitúa el estrato sedimentario. Dicho más fácil, ¿hasta dónde llega el tema?, ¿roza la cortina?, ¿asedia al sofá?, ¿encumbra el zócalo?... como ve, su valor se obtiene mediante la observación empírica.
2. Una vez asimilado el concepto, es importante definir la altura de corte, es decir, con qué altura máxima de porquería empieza uno a pensar en cortarse las venas. La altura de corte está directamente relacionada con el grado de actitud desenfadada hacia la pulcritud y el orden que tenga cada individuo. Dicho más claro, todos conocemos al guarro que llevamos dentro.

Porque el guarro que llevamos dentro, se manifiesta en todo su esplendor cuando el daño ya está hecho y tiene que tomar una determinación al respecto. Y curiosamente, las diferentes actitudes a la hora de tomar dicha determinación, responden a cuatro patrones de comportamiento sospechosamente masculinos:
1. El momento Armaggedon o tu casa está en punto crítico y tienes que pasar a la acción porque la humanidad depende de ti.
Te encierras todo el fin de semana para limpiar a fondo y ya aprovechas para ordenar las fotos y enmasillar los agujeros de todas las paredes.
2. El señor de los anillos o los orcos te van a comer y tú les mentas a la madre.
La mierda cae a borbotones por doquier y tú pasas un trapito por la encimera para que no se diga.
3. El momento Braveheart o tu casa está invadida, vas con el culo al aire porque no tienes más ropa y sólo te queda limpiar o morir.
Montas una 'fiestaca' con muchos 'erasmus' y al día siguiente limpiáis todos juntos.
4. El momento Shrek o tu casa es una ciénaga y en tu cocina hay una galleta que habla.
Asumes con dignidad el hecho de ser un 'cerdete' y vives feliz en entrañable compañía.

Finalmente y para el caso de no manifestarse ninguno de los cuatro patrones mencionados, es de aplicación by default El momento Matrix o nada de lo que ves es real, vas de negro para disimular los lamparones y comes con las manos porque no hay cuchara ni ningún otro cubierto que esté limpio, que es lo mismo que decir ‘te enajenas de la mierda terrenal mientras sueñas ser metrosexual’.

12 comentarios:

acolostico dijo...

Cuando las cucarachas llevan chanclas y no entran al baño ni tápandose la nariz...

Cuando si tiras el calzoncillo y este empieza a ascender sospechosamente por la pared...

entonces hay que empezar a pensar...

De todas formas, el truco estaa en no manchar :P

Pepi Toria dijo...

Si las cucarachas llevan chanclas... es para que no las pises! XD

Anónimo dijo...

La cantidad de suciedad producida es inversamente proporcional a la superficie de la vivienda que la contiene (doy fe)

La mierda se crea igual pero está concentrada en una superficie más pequeña. A los manolitos se les acaba el sitio donde descansar así que deciden ascender hasta llegar al nivel donde cada cual sea capaz de aguantar.En menos de 50 m2 la altura puede ascender a... mejor no lo digo, lo dejo para que cada cual investigue y saque sus propias conclusiones.

Y hay algo que no entiendo: la cantidad de suciedad es directamente proporcional a las horas que pasas fuera de casa trabajando. ( o no?) (nadie ha pensado eso nunca?) El sábado deberia estar el piso limpio (si no estamos!!!!!!)

Nica dijo...

Soy Nica ;b

Anna dijo...

La primera vegada que aconsegueixes crear una forma nova de vida dins la nevera sorprèn…Però un s’acaba acostumant a tot i acaba traslladant l’experiment a la pica de fregar sense ni adornar-se...Tot i així, és inquietant marxar el cap de setmana a fora i que a la tornada et vinguin a rebre a la porta els plats que vas “oblidar” a la pica…

I la pols a Barcelona capital és mutant: es reprodueix a velocitat de la llum i adquireix una capacitat de resistència als productes de neteja espectacular.
La primera vegada que aconsegueixes crear una forma nova de vida dins la nevera sorprèn…Però un s’acaba acostumant a tot i acaba traslladant l’experiment a la pica de fregar sense ni adornar-se...Tot i així, és inquietant marxar el cap de setmana a fora i que a la tornada et vinguin a rebre a la porta els plats que vas “oblidar” a la pica…

I la pols a Barcelona capital és mutant: es reprodueix a velocitat de la llum i adquireix una capacitat de resistència als productes de neteja espectacular.

Marta dijo...

Com pot ser un pis ben aïllat, on fred i soroll no gosen entrar... i la pols ho fa a tones???

Secundino dijo...

Llamadme burgués de mierda, acomodado y todo lo que queráis... pero no hay mayor placer que, aun pagando y no poco, te limpien tu mierda... todo brilla con un resplandor especiaaaaaaaalllll

Pepi Toria dijo...

@nica
'El sábado deberia estar el piso limpio' depende de si la mierda libra en sábado o no...

@anna
Conec gent de fora que denomina la brutícia que es fa als pisos com 'la pelusa catalana'...i que després diguin que no tenim una cultura pròpia!

@marta
El germà de la Mafalda deia 'somos nosotros que nos vamos gastando de a poquitito'

@secun
Burgués de mierda! XD

manu dijo...

El amigo Secun sabe de qué va la vida. Por unos módicos euros, que te puedes ahorrar dejando de ver una peli iraní, suiza o tailandesa, más la invitación posterior a la gachí de turno, et voilà, ya tienes lo leuros mágicos que te pagarán la limpieza de tu choza.

Lo cual te lleva a que, con un piso presentable, no digo impoluto, te ahorres la invitación a tomar algo por ahí a la gachí y te la puedas llevar a casa. Esto debe tener algún nombre, tipo teoría económica, seguro.

Secundino dijo...

manu? eres tu manu?
nos conocemos?

manu dijo...

Apreciado Secundino,

Me temo que no nos conocemos (o sí, quién sabe). Mi nombre es harto común y los Manus abundamos. Pero no me negarás que mi "teoría económica" es cuasi irrefutable. Hasta estoy por ponerle mi nombre...

Pepi Toria dijo...

Mucho me temo que esa 'teoría económica' apunta a que la gachí y la que limpia acaben siendo la misma individua... por lógica, eso acaba siendo lo más económico.