viernes, 4 de diciembre de 2009

'Sublimar' se va a acabar

Existen en el mundo una serie de cosas que pareciera que sólo pudieran hacerlas un reducido grupo de elegidos, y estamos hoy aquí para demostrar que la sublimación NO ES una de ellas. Basta con buscar su definición en el diccionario para darse cuenta de que se trata de algo bastante sencillo y que lo que es sublimar, al final sublimamos todos:


1. Engrandecer, exaltar.
Lo que sucede cuando llevas tres meses viviendo solo y vuelves a probar los macarrones de tu madre.

2. Pasar un cuerpo directamente del estado sólido al estado de vapor.
Lo que sucede cuando el banco tasó tu piso por cuarenta millones pero sólo lo consigues vender por veinte.

3. Transformar ciertos instintos o sentimientos inferiores o primarios en una actividad moral, intelectual y socialmente aceptada.
Lo que sucede cuando hacemos algo feo y queremos que parezca bonito, o sea, constantemente.

Y es que el ser humano parece estar genéticamente diseñado para cumplir con esta tercera acepción, tal y como demuestra a lo largo de todas las etapas de su vida:

- Al plantar tu primer garabato en la pared del comedor.
‘¿Te gutta mi cattillo?’

- Al ser desmantelado tu primer alijo de revistas chungas.
‘¿Pero habéis visto qué claroscuros?’

- Al ser pillado mirando una porno.
‘Éstos de Dogma cada vez se pasan más…’

Porque ya no se trata de que el ser humano sublime constantemente, es que a veces hasta pre-sublima, o sea, primero dice lo bonito y luego hace lo feo. Ejemplo: ‘Te voy a comer to lo negro’ (eso es lo bonito), y va y lo hace tal y como ha dicho (eso es lo feo). Luego hay sublimaciones de esas que se acaban volviendo en contra. Ejemplo: ‘Ya acompaño yo a casa al pibón de tu prima que además es ninfómana, la pobre’ (pues ya te diré mañana que mi prima se llama Ramón y que además es campeón de lucha libre). Y por si le parecía a usted poco, también están las sublimaciones inducidas. Ejemplo: ‘No le digas a tu madre que fumo porros’ -‘Pues dile que te lo han recomendado en el club de lectura, abuela’-.

Y justo cuando empezaba usted a pensar que sublimando era capaz de hacer algo fuera de lo común, resulta que en la tele lo hacen constantemente:

- Jugar al fútbol / hacer la guerra
- El romanticismo / casarse
- Las tertulias de opinión / masturbarse

En base a todo lo dicho se concluye que sublimar se va a acabar, y es que si todos sublimamos, lo sublime dejará de serlo y no quedará otra opción que decir las cosas tal como son, de lo que se deduce que la humanidad, en su infinito pudor, dejará de practicar el sexo y medio mundo se dedicará exclusivamente a hacer la guerra y el otro medio, a casarse y a masturbarse… anda, igual que ahora.

9 comentarios:

acolostico dijo...

Bueno, el mundo es como es, así que al menos sublimando se puede uno hacer una idea diferente...

Pero el futbol no es una sublimación de la guerra, eso solo es un tópico hipocrita de la gente que ni le gusta ni sabe lo que es el futbol...

El futbol puede ser arte en movimiento...

Y más cosas que se podrían decir...

Sam Fayna dijo...

Si no es que yo no quiera comentar... si querer quiero. Pero ha sido demasiado denso... otro cafetito y puede que ya pueda sublimar algo. Aunque sea desde el WC.

Roque dijo...

Me quedo con el ejemplo del caso 2

manu dijo...

Peaso nivel cultural. Ejke yo, lo de sublimar, pues recordaba vagamanente la segunda definición de mis tiempos de Química nigromántica.

Sublime, sublime, el triplete, o ganar la Champions en el Bernabeu :P

el bandero dijo...

Las tertulias de opinión / masturbarse

Esto en la radio también pasa, sobre todo en las tertulias de la COPE.
Entonces... en la cadena de los curas subliman... Ay! válgame Dios!

Pepi Toria dijo...

@ acolostico

"El futbol puede ser arte en movimiento...Y más cosas que se podrían decir..."

Ah, fale, entonces:

Tertulias de opinión: hacer la guerra
Romanticismo: casarse
Jugar al fútbol: masturbarse

¿mejor? :P

@ Sam Fayna

Las mejores sublimaciones, las concebidas en el baño :D

@ manu,

Sólo por esta vez, lo mismo que a acolóstico. ;)

@ El bandero,

No me haga escribir sobre Santa Teresa de Jesús y el lío que tenía esa buena señora...

Nica dijo...

Pues yo el único significado que conocia era: 2. Pasar un cuerpo directamente del estado sólido al estado de vapor.
Ya que has sacado el tema de cambios de la materia, yo esta semana he llegado a mi punto de ebullición.
No recomendable. Mejor sublimar.

rodericus2009 dijo...

Siento estár en desacuerdo contigo.Que te coman todo lo negro después de advertirtelo también es sublime, al menos mientras dura la acción, lo que ocurre es que no se lo puedes explicar a nadie.

Sublime es una obra de Shakespeare, soéz es un culebrón venezolano. Aunque los dós tratan de lo mismo, ambición, celos, amor, despecho. Solo cambia el envoltorio y que las actrices venezolanas tienen mas carga péctoral.

Bandero, la Organización Mundiál de la Salúd ha declarado la tertulia de la COPE extremadamente tóxica.Emite un menaje subliminal camuflado que te esclaviza y te hace acudír a las manifestaciones que convocan los obispos.

Marta dijo...

3. Transformar ciertos instintos o sentimientos inferiores o primarios en una actividad moral, intelectual y socialmente aceptada.

Pues yo hoy espero sublimar todos los meetings que me amenazan en una buena cerveza... ;)