viernes, 16 de abril de 2010

¿Hay algún listo en la sala?


Contra de todo lo que se ha venido diciendo hasta ahora, se han hallado evidencias palpables que nos permiten afirmar que la humanidad se divide en dos tipos de personas: los que piensan que son muy listos, y el resto.

Si está entre sus aspiraciones lo de pertenecer al primer grupo, lo más importante es que se arrime a un tonto, por aquello de las ventajas que la relatividad puede ofrecerle. Aunque parezca fácil no lo es tanto, y es que tontos habrá muchos, pero no todos son adecuados. Fruto de las averiguaciones realizadas por nuestro equipo de investigación, podemos concluir que el mercado dispone de tres tipos de tonto:

1. El tonto “me caí de la mesa de partos” o tonto accidental. Es fácil de arrimar pero da unas prestaciones muy bajas, porque si va usted con él, parecerá tan listo que resultará poco creíble.

2. El tonto “soy tonto pero uso mi desconfianza para disimular” o tonto renegado.
Es de difícil arrime, pero si lo consigue le dará un rendimiento medio nada desdeñable.

3. El tonto “aún no me he dado cuenta de que soy tonto” o tonto vocacional.
Es el que da mejores resultados gracias a su talante espontáneo. El único inconveniente es que salga del armario y se incorpore al grupo anterior.

Si por el contrario, forma usted parte del resto del mundo, le será de gran utilidad conocer los parámetros que distinguen a un listo. De hecho, la manera más fácil de encontrar a un listo, es preguntar en voz alta, y es que los listos están ávidos de reconocimiento y de poder lucir sus capacidades que suelen manifestarse en cinco modalidades básicas:

1. La modalidad esto que voy a decirte va a cambiarte la vida.
- Es el mejor momento para comprar piso porque todos están desesperados por vender.
- Muchas gracias, ¿me cobra el café?

2. La modalidad rabolargo también conocida como yo más.
- He encontrado billetes por 200€ para volar a Japón.
- Ya pero ¿a que no incluye la vuelta?

3. La modalidad profética.
- ¡Qué partidazo, si es que hemos ganado dos a cero!
- Ya se veía venir.

4. La modalidad cantimpalo o cómo presumo de ser un choricillo.
- ¿Ves qué monitor? pues me lo llevé del trabajo.
- Pues déjalo irse a su casa, que tú lo que necesitas es una pantalla.

5. La molalidad, a secas.
- Vale que está de moda lo de los pantalones rotos, pero es que se te sale el 'ciruelo'…
- Envidioso…

Pero lo más importante es que tenga usted siempre muy presente las tres reglas básicas para sobrevivir en semejante entorno:
- Cuando el 100% de individuos de un colectivo piensan que son listos, nadie es listo.
- Si siente usted que está totalmente rodeado de tontos, es probable que sea usted un listo.
- Pero si siente usted que está totalmente rodeado de listos, es bastante probable que sea usted tonto.

6 comentarios:

rodericus2009 dijo...

¡¡Geniál!!, has metido el dedo en la llaga del mundo actuál. Y en el "zoologico" que has retratado reconozco a álgunos que tengo a mi alrededór.
Anque te has dejado el modelo "Yo cinco en una noche". Cada dia hay menos, pero todavia se encuentran algunos.
Y como predicaba San Timoteo Pistolero : "Cada dia que amanece, el numero de tontos crece".
Un beso y un saludo.

acolostico dijo...

Y lo normal es? :P

Si fuese listo podría volver a casa, como soy tonto, mordor se ha puesto en contra...

Marta dijo...

Aaaaaaaaaah, entonces el taxista del otro día resulta que era listo (al menos según él xDD). Tonta de mí que no me di cuenta...

Anna dijo...

Però a veure, que jo me n’enteri… Això funciona com el tema de posar-se al costat una amiga lletja i simpàtica que et faci semblar guapa i interessant?

La veritat és que entre els que es creuen llestos i els que es fan el llest, el panorama és per plorar....
Marta, els taxistes són una ráça apart (molt per sobre de la resta dels mortals).

el bandero dijo...

BUENISIMO! En mi día a día reconozco algunos de los estereotipos aquí definidos.

Es interesante también investigar sobre aquellos temas que hacen que los listos salgán rápidamente a la luz: mercado inmobiliario, estafar al prójimo, medicina...

Bororo dijo...

Puedo hacerme el listo?
"los que piensan que son muy listos" cambia de sentido completamente si añades una coma "Los que piensan, que son muy listos,..."

Como se llama esta figura decorativa del lenguaje?

Pos no lo se ni mi importa, porque la desidia es peor que la estupidez, o al reves.