lunes, 28 de noviembre de 2011

Tanga de leopardo (I)

Si alguna vez ha ido usted al cine porque el trailer le llamó la atención y al salir se ha dado usted cuenta de que la película no tenía nada que ver, está de enhorabuena, porque así la experiencia de leer este post titulado TANGA DE LEOPARDO no le va a resultar extraña cuando descubra que realmente trata sobre PRODUCTOS ECOLÓGICOS. Pero la cuestión es que, ya que ha llegado usted hasta aquí ¿por qué no se queda curiosón?.

La elevada concienciación social acerca de los productos ecológicos queda probada cuando, tras pagar 6€ por cuatro galletas de alfalfa, nadie le cala fuego a la tienda y al propietario. Pero si usted se sigue preguntando el motivo del éxito de estos productos (inexplicablemente por encima de las hombreras japonesas, del celo estampado, o del jabugo light) está claro que no tiene usted ni idea, motivo por el cual se ha encargado un estudio para recoger la percepción popular que se tiene del concepto ECOLÓGICO. En base a los resultados obtenidos, nuestro equipo de investigación ha concluído que ECOLÓGICO suele asociarse erróneamente a:

1.   El reciclaje
-     Oye, qué lámpara tan guay
-     La hice con una botella de leche ecológica
-     ¿Y como consigues que siga incandescente cuando está apagada?
-     Con un tratamiento de uranio empobrecido

2.   El comercio justo
-     Este aceite ecológico está estupendo
-     Es que las aceitunas han sido prensadas por auténticos niños de la India
-     ¡Ah!, pensaba que esos se dedicaban a coser las pelotas Myke
-     Bueno, es que el aceite también es Myke…

3.   Las fábulas de Esopo y Lafontaine
-     …y cuando, tras varios infructuosos intentos por coger aquel racimo de uvas, el zorro se percató de que no lograría alcanzarlo, entonces dijo que no lo quería.
-     ¿Porque el ser humano es tan mezquino que cuando no consigue lo que quiere entonces lo desprecia?
-     No hijo mío: porque eran unas uvas ecológicas y si las hubiera llegado a tocar, el agricultor hubiera disparado al zorro con cartuchos de sal en los huevos.

4.   Las fábulas de la Señorita Pepis
-     …y cuando, pasados unos días, la flor de la manzana empieza a dar el fruto, el agricultor libera miles de hadas buenas del bosque que protegerán cada una de las flores para que ningún bicho malo estropee la fruta.
-     Una pregunta seño, ¿y de dónde saca el agricultor las hadas buenas del bosque?
-     Las hadas buenas del bosque las hizo Dios, como todo en este mundo Pablito.

Visto esto, y enlazando con el título de este post, se deduce que el 90% de la población estaría dispuesto a afirmar que un TANGA DE LEOPARDO es un producto ECOLÓGICO siempre que cumpla con los siguientes condicionantes:

-     Que sea de leopardo auténtico
-     Que haya sido confeccionado por mano de obra explotada en el tercer mundo
-     Que pueda reutilizarse como parte de una colcha de patchwork
-     Que no cueste menos de 60€

Si además se diera el caso de que usted entierra el tanga en una maceta y de ella brota una especie vegetal en peligro de extinción, estará usted en disposición de asegurar dos cosas:

1. Que no es usted muy amante de los tangas de leopardo.

2. Que la maceta tenía algo más que tierra.

Seguiremos informando. 

7 comentarios:

acolostico dijo...

Y de vez en cuando una grata sorpresa... Ya era hora...

Ni las energías renovables son tan renovables.

Y cuando lo razonable y sostenible se vende como un lujo mal vamos...

Bororo dijo...

Si señor. totalmente en apoyo dle mundo ecológico aqui descrito. teiene que ser caro, hecho a mano y sin preocuparnos por ningun efecto colateral.

Y aquello antiguo de la calidad...

Rodericus dijo...

¡¡ Ayyy !!, has vuelto a aparecer, menos mal.

Mucho eco-gili-flautas con una cartera repleta es lo que hay.

Por cierto, ¿ que habrás sido de aquellos abetos luminosos de la señora Inma Maillol, ilustre edíl del Ayuntamiento de Barcelona, tan ecologicos que habia que pedaleár para iluminarlos, y en los que salvo el primér dia, ( pedalearon unos paniaguados contratados par tal fín ) no pedaleó ni Diós ?.

Porque costar, costaron una "pasta" monumental.

¿ Podremos meter algúna véz en el "trullo" a algún politico eco-gili-flautas por despilfarro y apropiación indebida ?.

Un besazo.

Marta dijo...

Viveeeeeeeeeeeeee!!!

Y me ha hecho pensar en mi señora abuela, lo que se rió la mujer cuando una señora muy enseñorada le enseñó que la última moda ecológica para las ensaladas era... lo que ella llevaba 70 años usando como principal alimento de los conejos!!!

el bandero dijo...

Que alegría volver a disfrutar de Pepi!

Ecologismo, sostenibilidad y sinónimos deben ser una de las palabras más prostituidas de los últimos años.

Anna dijo...

un TANGA DE LEOPARDO es un producto ECOLÓGICO siempre que cumpla con los siguientes condicionantes:
Que el lleopard hagi estat criat amb menjar ecològic ? (No sé on entraria aquí la mà d’obra explotada que el fabrica...)

Però no em digueu que no és genial, que l’ecologia ha aconseguit que la gent pagui xifres descomunals per menjar que sovint té mala pinta i mal gust... uns genis!

(El que és un frau és aquest blog, que prometia una periodicitat d’actualització i ens té a pa i aigua... :-D )

Pepi Toria dijo...

@acolostico
y qué gusto verlos por aquí compartiendo los ensayos macarrónicos de esta humilde servidora!

@bororo
la calidá, la calidá... está sobrevalorada.

@rodericus
dónde estará ese engendro navideño del que hablas... ecología y política son dos primas que se llevan mal.

@marta
es que a los de ciudad se nos engaña más fácilmente XD

@el bandero
"Ecologismo, sostenibilidad y sinónimos deben ser una de las palabras más prostituidas de los últimos años"
Pues hay que encontrar a su chulo y meterle un rábano (ecológico) por el ojal.

@anna
tens raó en tot tot tot... :D